El propósito de la vida.

19.08.2013 19:59

Dios dotó al hombre con el regalo de la vida con 3 propósitos:

1. Llegar a parecerse a los ángeles, capaces de sufrir y tolerar.

2. Ser probado por su elección entre la virtud y lo contrario.

3. Remover la cortina de ignorancia que ciega a todos los hombres en este mundo.

Respecto del primer propósito, la literatura rabínica compara al ser humano con una especie de criatura dual, como un genio intelectual superdotado cabalgando sobre un burro. El hombre fue creado a semejanza de su Creador, un intelecto divino de vasto potencial.

Pero así como un genio montado en un burro no puede progresar sin la ayuda de su no pensante corcel, así también el ser humano, a pesar de la nobleza de su alma y la inmensidad de su potencial intelectual, es incapaz de lograr cualquier cosa sin la ayuda de su cuerpo y sus atributos físicos.

Una persona inteligente que vive una vida de virtud, basada en el entendimiento y el autocontrol, de acuerdo a las leyes eternas de Dios, transforma completamente su cuerpo en una nueva entidad: no solo el alma se vuelve meritoria de la eternidad, también el cuerpo gana el derecho a la existencia eterna.

 

Extraído del Libro: Carrera a la Felicidad. Autor: Rab. Avigdor Miller. pp. 18-19.